Senda de los dos Ríos (extendida)

SENDA DE LOS DOS RÍOS (EXTENDIDA)Esta ruta sigue el recorrido de la Senda de los dos Río pero con una variación que nos aporta unos 4 kilómetros más. El comienzo y el final  es el mismo que la Senda de los dos ríos pero a mitad de la ruta nos desviamos, tomando otro camino y alargando la caminata. Rodeamos una de las partes mas bonitas, pero por otro lado, esta parte la veremos desde arriba, cuyas vistas son espectaculares (sobre todo en otoño). Es una ruta circular de unos 10 kilómetros con una dificultad moderada en la que encontraremos señalización de la ruta, aunque a veces, no son muy evidentes

Track de la ruta:  http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=11090792

Comenzamos siguiendo la ruta original y saliendo desde la Posada de San Millán, tomamos la calle que sube  dirección a la Virgen de la Peña (calle de las Hoces de Río Duratón) . Justo detrás, encontramos un mirador donde se pude contemplar la primera Hoz, además de una paisaje fantástico. Carteles indicativos nos muestran la flora y la fauna de la zona y en uno de los lados, podemos contemplar las ruinas de la Iglesia de San Millán.

Hacemos una parada obligada en la VIRGEN DE LA PEÑA, una de las iglesias románicas de Sepúlveda y continuamos dejando el cuartel de la Guardia Civil a la izquierda, hasta llegar a una de las siete puertas que daban acceso a la Villa, la PUERTA DE LA FUERZA. Descendemos por la Calzada Romana y en desde la parte baja derecha, divisamos el camino que seguiremos mas adelante. Bajando podemos observar en las paredes rocosas de enfrente numerosas buitreras, ya que en esta zona existe una gran colonia de buitres leonados. Dichas buitreras pueden localizarse en lo alto de las paredes mediante las manchas blancas que los excrementos de los buitres dejan en la roca. Bajando la calzada romana, llegamos hasta el PUENTE PICAZOS, lugar donde comenzamos nuestra “versión extendida”.

Una vez pasado el puente, tomamos el camino de la derecha y comenzamos una subida donde a mano izquierda suelen dejarse ver muchos buitres posados. A mitad de la subida nos encontramos con la Fuente de las Canalejas, donde alguien ha dejado un vaso de barro con el nombre de la fuente. Unos metros mas arriba, tomamos un camino a mano izquierda y seguimos subiendo mientras vamos notando un cambio en el paisaje, dejando atrás los chopos y el río Duratón. Nos encontramos un paisaje mas austero con matorral bajo y sabinas con el llamado “Monte Viejo” a mano derecha.

Una vez terminada la subida, giramos a la izquierda  y vamos caminando por el páramo justo encima de las Hoces del Río Duratón. Si nos vamos asomando a los lados, podremos encontrar unas fabulosas vistas de las Hoces. Antes de volver a bajar y volver al cauce del río, encontramos unas piedras colocadas en forma de círculo que seguramente, fueran usadas para esquilar ovejas y un poco mas abajo, podemos contemplar una formación rocosa llamada la Silla del Caballo y un antiguo palomar casi en ruinas .  Seguimos unos metros adelante y volvemos a encontrarnos con la Senda de los Dos Ríos a la altura del puente Talcano.

Subiendo hasta el parking del Parque, tomamos unas escaleras que salen a mano izquierda con una señalización que indica el PUENTE DE PALMAREJOS que nos conducen a una senda que cruza por otras dos de las antiguas puertas de Sepúlveda,  la PUERTA DEL CASTRO y más adelante encontramos  la PUERTA DE DURUELO. Entre ambas puertas puede contemplarse parte de la antigua muralla que antiguamente rodeaba Sepúlveda.

Seguimos junto a las huertas de la orilla del Río Caslilla y al llegar a la carretera, una subida pasa por debajo de otra de las siete puertas, la PUERTA DEL RÍO que da paso al barrio de las Pucherillas, cuya virgen, podemos contemplar en una hornacina nada mas pasar por la Puerta de Río. Una subida más y encontramos EL CENTRO DE INTERPRETACIÓN DEL PARQUE, ubicado en la iglesia de Santiago, otra visita obligada.

Al salir del Centro de interpretación, seguimos la calle del Conde y caminamos por calles de Sepúlveda, donde podemos encontrar rincones singulares. Seguimos por el barrio de Trascastillo donde podemos contemplar parte de la muralla mejor conservada de Sepúlveda para encontrarnos de frente con el MUSEO DE LOS FUEROS. Encaramos la recta final de nuestra ruta siguiendo la calle que baja a la derecha del museo de los fueros encontrando otra de las casas más antiguas de Sepúlveda, la CASA DEL MORO, donde podemos contemplar el mismo escudo que la Posada de San Millán tiene en su puerta principal, ya que la Casa de Moro también perteneció a la familia Proaño, antiguos habitantes de la Posada de San Millán

Aquí finaliza nuestra particular ruta “extendida” de la SENDA DE LOS DOS RIOS, pero dicha ruta puede también concluir en la PLAZA DE SEPULVEDA, disfrutando del ambiente en los bares y por supuesto, reponiendo fuerzas con un cordero asado.